La berenjena: el sabor y textura de un acompañamiento ideal

La berenjena: el sabor y textura de un acompañamiento ideal

Una de las hortalizas comunes en la huerta de Murcia es la berenjena, uno de los productos más consumidos en la gastronomía de la Región, en especial en las áreas en las que la situación geográfica ha favorecido siempre la existencia de huertas.

La entrada de la berenjena en la cocina mediterránea se produce a través de la influencia de la gastronomía judía. La cocina sefardita fue pródiga en el uso de la berenjena, especialmente en ensaladas y en el conocido almodrote, una ensalada de berenjenas asadas.
De la familia de las solanaceas, solanum melongena, curiosamente una familia con pocas especies comestibles, ofrece un residuo sólido de menos de un 8% y apenas contiene más de un 2% de proteínas, con ausencia de lípidos y pequeñas cantidades de calcio, magnesio, potasio, fósforo y vitaminas A, B y C.
Su origen se sitúa en la India, derivando su vocablo del persa “badindjan”, llegando a España a través de la cultura islámica y pasando de la Península a Europa. En el siglo XVI ya se encuentra en extendida en todo el continente europeo, con una rápida difusión por toda el área mediterránea. Su introducción en la gastronomía sería algo tardía porque en principio su forma y color, especialmente atractivo por su tono púrpura, sólo le daban un uso ornamental.
Las variedades de berenjena no son tan extensas como las de otras hortalizas como el pimiento, básicamente las hay moradas, long purple y black enorma, jaspeadas e incluso blancas como la easter egg, bien globosas, cortas y anchas, o alargadas, siendo estas últimas las más apreciadas.
Es una hortaliza que no debe consumirse en crudo ya que posee toxinas como la solanina, sin embargo, al cocinar, es preferible consumirla con la piel, ya que es en ella donde residen sus principales agentes benéficos, sobre todo los antioxidantes y aquellos que ayudan a liberar al hígado de toxinas.
Antes de cocinarla es conveniente dejarla con sal un par de horas, por un lado se elimina parte del jugo amargo que contiene y por otro ayuda a que no absorba demasiada grasa al cocinarla, quizá uno de sus pocos defectos a la hora de prepararla.


La cocina murciana sin berenjenas no sería la misma, y en El Caldero damos debida cuenta de ello incorporando este producto a numerosos platos, desde las clásicas berenjenas fritas con miel, acompañadas en nuestro caso con el delicioso arrope (el resultado de cocer el mosto de la uva hasta alcanzar una densidad que le va a permitir convertirse en una semiconserva, que proporcionará calorías y endulzante), pasando por el delicado timbal de berenjenas, tomate y mousse de queso de cabra, una suntuosa combinación de texturas deliciosas, hasta el excelso hinojo asado con caviar de berenjena y queso.

%name La berenjena: el sabor y textura de un acompañamiento idealBerenjenas fritas

HINOJO ASADO CON CAVIAR DE BERENJENA Y QUESO Caldero 72 1024x683 La berenjena: el sabor y textura de un acompañamiento ideal

Hinojo asado con caviar de berenjena y queso

timbal La berenjena: el sabor y textura de un acompañamiento ideal

Timbal de berenjenas, tomate y mousse de queso de cabra

Vienes para comer arroz en Madrid, una cocina saludable que se ajuste también a tu dieta mediterránea. Pero no sólo arroz, pescados y carnes, encontrarás en El Caldero, sino los mejores productos de la huerta murciana que acompañarán como nunca tus primeros platos.
Open

RESERVAS: Restaurante Murciano:   +34 91 429 50 44 (Calle Huertas 15)    ·   Taberna Murciana:   +34 91 501 61 90 (Travesía de Téllez 2)