Mújol con Mijo, un plato para aprenderse de memoria

Mújol con Mijo, un plato para aprenderse de memoria

“Mi Mamá Me Mima”, nos enseñaban de peques para aprendernos de memoria la letra “M”. Pues hoy te traemos un plato para mimar tu paladar, una exquisitez que combina texturas y culturas, con dos suculentas “M”: mújol y mijo. Y más letras que conforman, no una sopa, sino un bocado excepcional:
Mújol y colitas de cigalas con mijo perlado y aceite de marisco
MUJOL Y COLITAS DE CIGALAS CON MIJO PERLADO Y ACEITE DE MARISCO Caldero 82 r 1024x683 Mújol con Mijo, un plato para aprenderse de memoriaEl mújol

Es un pescado que en muchas zonas de España se desprecia, pero que en el mar Menor es muy apreciado. Al contrario de lo que ocurre en otros lugares, los mújoles murcianos se crían en aguas limpias, caladeros exquisitos. Cerca del 90 % de las capturas llegaron al puerto de Lo Pagan, en San Pedro del Pinatar del Mar Menor, quedando el resto entre Cartagena, Mazarrón y Águilas.

Ancestralmente, la abundancia de este pescado en la laguna marmenorense dio lugar a técnicas de pesca como las encañizadas (laberintos formados con cañas y redes en las entradas de agua desde el Mar Mediterráneo al Mar Menor, utilizado desde época romana) y artes como la pantasana (cerco de redes caladas a plomo, rodeadas de otras horizontales en las que quedan atrapados los peces que huyen de las primeras saltando el cerco).

En cuanto sus propiedades nutritivas, el mújol contiene vitaminas (principalmente del grupo B, A, E y D) y minerales (fósforo, potasio, sodio, calcio, magnesio, hierro y yodo) que intervienen beneficiosamente en el organismo del ser humano tras su consumo.

El mújol es uno de los pescados más característicos en las cocinas de la costa mediterránea debido principalmente a su abundancia y a la facilidad para capturarlo en pesca deportiva o de aficionados.

Es un pescado imprescindible en El Caldero, teniendo presencia en la receta estrella de nuestro restaurante, el arroz al caldero. También como base para nuestro caldo de pescado, con aquellas partes del mismo que se consideran menores como la cabeza, cola o espinas. Y también, según temporada, puedes disfrutar en nuestra casa del mújol en formato salazón, con sus famosas huevas  acompañadas de almendras.

El mijo

Este cereal, que se consume habitualmente en Oriente, no contiene gluten, por lo que es fácil de digerir y es apto para celíacos e intolerantes a esta proteína. Además, tiene ácidos grasos y es rico en fibra, por lo que ayuda a regular casos de estreñimiento, colesterol, glucosa y triglicéridos. Pero el mijo tiene otras muchas propiedades.

El mijo es una buena fuente de magnesio, un mineral que ayuda a mejorar el tono muscular y el sistema nervioso.

También contiene cantidades significativas de fósforo, un mineral imprescindible en la formación y desarrollo de huesos y dientes y durante la lactancia, y que favorece un buen rendimiento intelectual y de la memoria.

Además, tiene hierro (un mineral que permite la renovación de las células sanguíneas y previene casos de fatiga y anemia) zinc, yodo.

Este cereal contiene vitaminas del grupo B, como la vitamina B1, que refuerza la actividad mental, la coordinación, la depresión y mejora estados de cansancio; o la vitamina B9 o ácido fólico, que previene la anemia y mejora el estado de la piel y es fundamental durante el embarazo.

También es rico en vitamina B6, que mejora el sistema nervioso, inmunitario y hormonal, y en vitamina B2, que favorece la actividad oxigenadora intercelular y la regeneración de tejidos y mejora la salud visual. La vitamina E es otro de sus componentes.

Su sabor suave y con un toque dulce permite combinarlo con sabores más fuertes.Nuestro mújol con mijo se construye con mar, mucho mar. Al propio pescado en su punto, marcado suavemente en plancha antes de pasar al horno, se le suma un exquisito aceite de marisco obtenido tras una cocción adecuada de cabezas de marisco y tomate, más el mijo cocinado en su punto con el mejor fumé de pescado de El Caldero y tinta de calamar. Las colas de unas riquísimas cigalas, y el resto, algunos secretos de la mejor tradición murciana, harán de éste sano y sabroso plato uno de tus favoritos en El Caldero del Barrio de las Letras.

Open

RESERVAS: Restaurante Murciano:   +34 91 429 50 44 (Calle Huertas 15)    ·   Taberna Murciana:   +34 91 501 61 90 (Travesía de Téllez 2)