¡En Madrid si hay playa!

¡En Madrid si hay playa!

Murcia presenta, en sus apenas 73 kilómetros de costa, unos paraísos terrenales en forma de playa. Remansos de paz, lugares idóneos para el encuentro familiar, para el disfrute de sus cálidas aguas (o fresquitas, según la zona), o, simplemente, tomar el sol disfrutando las vistas de un paraje natural formidable. Y por supuesto, finalizando esas jornadas playeras disfrutando en los chiringuitos y restaurantes de la zona la magnífica gastronomía murciana, un soplo de aire fresco mediterráneo en tu plato.

Os traemos un sugerente listado de las mejores playas de la región elaborado por Me encanta Murcia, una compilación maravillosa a lo largo de su recorrido costero.

Y como sabemos que, “vaya, vaya, en Madrid no hay playa”, asociamos cada una de esas playas con algún plato de nuestra carta, la mejor manera de acercarse al balcón mediterráneo sin salir de la capital. ¡Vamos, sumérgete!

Playa de Bolnuevo (Mazarrón)

Tiene una longitud de 1600 metros, siendo una de las más largas. En ella podemos disfrutar de uno de los baños más agradables y de uno de los paseos marítimos más entrañables. Sus accesos y servicios están adaptados a personas con movilidad reducida y minusválidos.

Nuestra sugerencia evocadora: Una marinera (y una Estrella de Levante): los grandes placeres se encuentran en cosas sencillas, en el sabor de la historia legada de generación en generación.

Bahía de Mazarrón

La bahía está situada en un entorno magnífico. Sus aguas cristalinas nos ofrecen uno de los baños más encantadores del Mediterráneo en nuestra región. El paisaje y las calas que la rodean conforman un magnífico paisaje.

Nuestra sugerencia evocadora:¡Zarangollo! La gamba roja de la zona, y el producto de huerta, conforman una de las señas de identidad de la gastronomía murciana.

Playa de los cocedores (Aguilas)

Situada al sur del embarcadero de Hornillo, la erosión del entorno genera una vista auténtica y excepcional.

Su nombre es debido a que años atrás había una fábrica de esparto y era en la misma playa donde se cocía dicho esparto para posteriormente comenzar a trabajarlo.

La playa tiene unos 170 metros. Su grado de ocupación es bajo.

Nuestra sugerencia evocadora: Asadillo de verduras con pisto de pistachos y chips de remolacha. Naturaleza virgen, de la huerta a tu mesa.

Playa del hornillo (Aguilas)

Continuamos en Aguilas. La playa del hornillo es una de las más ocupadas por turistas y gente de la ciudad. Es una playa que cuenta con unos 500 metros de longitud.

Situada en la parte oriental de la ciudad y coronada por la isla del Fraile.

Nuestra sugerencia evocadora: Tomate partío con capellanes. La sencillez que no defrauda.

Cala del Pino – La Manga

Situada en el kilómetro 3 y 4 de La Manga del Mar Menor, es una playa magnífica para realizar actividades acuáticas, y de disfrutar de un baño tranquilo.

El entorno es magnífico, cuenta con unos 150 metros de longitud y un área de picnic rodeada de pinos y naturaleza.

Nuestra sugerencia evocadora: Coca mediterránea de sardinas. Una fresca y ligera mezcla de sabores que harán que respires mar, deleite y paz.

Mar de Cristal (La Manga del Mar Menor)

En la zona sur del Mar Menor podemos disfrutar de un baño caracterizado por la calidad de sus aguas. Es una de las playas del Mar Menor más premiadas con la bandera azul por la calidad, servicios y mantenimiento de su entorno. En ella se puede disfrutar, como casi en todo el Mar Menor de numerosas actividades acuáticas sobre sus aguas cálidas y tranquilas.

Nuestra sugerencia evocadora: Torta murciana de queso de cabra fresca y bacalao ahumado, una crujiente e irresistible para ejemplificar, a través del queso y el bacalao, las dos almas de La Manga, la mediterránea y la Menor.

Cala Reona (La Manga)

Situada en el entorno de Cabo de Palos, es un lugar magnífico para bañarse tranquilamente entre sus aguas cristalinas. Su nivel de ocupación es bajo, y sus fondos marinos son toda una reserva natural, de las más importantes del Mediterráneo.

Nuestra sugerencia evocadora: Sepia a la plancha con sofrito de tomate, ajos tiernos y alioli, la celebración mediterránea por excelencia que recuerda uno de los rincones menos conocidos del litoral murciano.

Playa de La Azohía (Cartagena)

Una playa con unos 800 metros de longitud, bañada por el mar mediterráneo.

Es una de las playas más frecuentadas de Cartagena. Hay numerosas actividades de buceo, bonitos restaurantes junto al mar, y en general una playa con múltiples atractivos y posibilidades.

Nuestra sugerencia evocadora: Ensalada césar murciana con pollo crujiente a las almendras, un plato atemporal reformulado bajo la idea de murcianidad. Le sucede como a las playas cartageneras: cuando las conoces, te enamoras, 😊

Cala Cortina (Cartagena)

Es una playa aislada pero bastante frecuentada. Posee un paseo marítimo bastante atractivo, bares y restaurantes. La calidad de sus aguas es óptima.

Nuestra sugerencia evocadora: Pulpo asado al estilo murciano, recordando la ardua tarea de los pescadores que, como en Cala Cortina, surcan los mares murcianos buscando los mejores productos que llegarán finalmente a nuestra mesa.

El Portús (Cartagena)

El Portús es una playa de ocupación alta. Mucha gente va allí a disfrutar de sus aguas cristalinas y del magnífico entorno.

Nuestra sugerencia evocadora: Ensalada murciana: productos frescos, naturales, como una playa transparente.

Calnegre (Lorca)

Es una playa rodeada de un entorno natural espectacular. Se llega hasta ella caminando entre senderos naturales y descendiendo hasta la misma orilla.

Nuestra sugerencia evocadora: Un gazpacho verde con sorbete de tomate y albahaca, evocando la naturaleza en pleno corazón de Madrid.

Los Narejos

Es una playa de unos 1.500 metros de longitud. Bañada por las cálidas y tranquilas aguas del Mar Menor. Es bastante amplia y muy frecuentada durante todo el año.

Nuestra sugerencia evocadora: Un arroz al Caldero, suma gastronómica de paciencia, tesón, sabor y calidad, para evocar Los Alcázares, donde se celebra anualmente una fiesta de homenaje a este plato atemporal y delicioso.

Santiago de la Ribera

La Ribera tiene unas playas magníficas, todas bañadas por el Mar Menor. Su grado de ocupación es alto. Mucha gente ocupa las playas para disfrutar de un día completo junto al mar, disfrutar de las enormes posibilidades de sus restaurantes y bares para comer y cenar.

Nuestra sugerencia evocadora: Un surtido murciano: salazones, embutidos,¡qué mejor manera de compartir la alegría con nuestros amigos que de “murcianas” maneras!

Playa de la Llana – San Pedro del Pinatar

La Llana es un entorno natural magnífico bañado por el Mar Mediterráneo donde no hay mucha concentración de gente. Esta playa está protegida por dunas y salinas dentro del entorno del parque de Arenales de San Pedro.

Nuestra sugerencia evocadora: Cachopo murciano relleno de jamón, setas, queso y panceta del chato: un placer para toda la familia, los peques lo devorarán y lo mayores se extasiarán…

Calblanque

Es la joya de la corona. Una playa protegida y de un valor natural y paisajístico como pocos. Es de las pocas costas que se conservan casi en estado virgen. Dunas, calas desérticas, arena dorada. Un paisaje de referencia, que nos brinda la posibilidad de disfrutar de un baño inigualable.

Nuestra sugerencia evocadora: Huevos rotos Cabo de Palos: la esencia de Calblanque (a escasos kilómetros de Cabo de Palos), en una fórmula irresistible.

Open

RESERVAS: Restaurante Murciano:   +34 91 429 50 44 (Calle Huertas 15)    ·   Taberna Murciana:   +34 91 501 61 90 (Travesía de Téllez 2)